Todos estos materiales están creados con material reciclado o escolar. Permiten una gran variedad de aprendizajes, y pueden ser utilizados dentro de rincones específicos para ello, como el de lógico-matemática… Todos  tienen un gran componente sensorial con el objetivo de potenciar las posibilidades perceptivas de los niños y ofrecerles una variabilidad de oportunidades lo más amplia posible.

En los siguientes se trabajan las seriaciones por color y está compuesto de tapones de cajas de leche, gomets y pompones de colores. Además de lógico-matemática, los alumnos trabajan la motricidad fina con el movimiento de pinza.

Esta segunda variante trabaja las seriaciones por color y forma.

 

 

Otro tipo de seriaciones de color y forma pero más complejo si optamos por utilizar la pinza de palillos. Se han utilizado, rollos de papel higiénico, bandeja pastelera, pompones, pinza y palillos chinos.

 

Este objeto nos ayuda además a trabajar los conceptos arriba/abajo y seguir relacionando colores y formas.

Este es un nivel mucho más complejo que el anterior.

Un nuevo recurso para trabajar la motricidad fina, enroscando y desenroscando tapones de diferentes dimensiones y colores.

El siguiente recurso desarrolla la motricidad fina a través de la grafomotricidad, relacionando el número o letra mostrado en la tarjeta con la que tiene que representar en la sal.

Por último, creamos colgantes o pulseras de colores gracias a pajitas cortadas e hilo en dónde se vuelve a desarrollar la motricidad fina pero especialmente la atención.

Miguel Pasamar

http://efglobal.blogspot.com.es/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *